Los diacríticos

Los diacríticos son marcas que sirven para modificar el valor de una letra o de una palabra. Por ejemplo, si un texto tipo está escrito alineado a la izquierda y en Times New Roman tamaño 12, cualquier marca que se aleje de esa «normalidad» es un diacrítico: un tamaño de fuente mayor o menor; una palabra en itálica, versalita, subrayada, etcétera; un pasaje centrado o alineado a la derecha, entre otros muchos casos.


Lo mismo sucede con algunas palabras que, si bien se escriben igual, tienen significados distintos.


Es claro el caso de los monosílabos. Como regla general, estos no se acentúan, pero hay algunas excepciones: de preposición y del verbo dar; el como artículo y él como pronombre personal; mas como sinónimo de pero y más relativo a sumar; mi como adjetivo posesivo y como pronombre personal; se como pronombre y como conjugación de los verbos ser y saber; si como conjunción y como adverbio de afirmación; te como pronombre y de planta o infusión; tu como posesivo y como pronombre personal; aun como sinónimo de hasta, también, incluso o ni siquiera y aún como sinónimo de todavía.


Parecido sucede con algunas palabras que se acentúan únicamente en contextos interrogativos o exclamativos: adónde, cómo, cuál, cuán, cuándo, cuánto, dónde, qué, quién.


Además, la Ortografía de la lengua española del año 2010 nos recuerda que no llevan tilde, según las normas generales, ni los demostrativos este, ese y aquel, en función de pronombres o de determinantes; ni la palabra solo, ya sea adjetivo o adverbio (en este último caso el uso de la tilde únicamente es admisible si existe riesgo de ambigüedad, aunque no necesario).


Asimismo, la Academia señala que la tilde diacrítica «no se emplea en español para distinguir pares de palabras de igual forma y distinto significado que siempre son tónicas, como di del verbo decir y di del verbo dar», que se escriben ambas sin tilde.

Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram

© 2016 - Desde Lima y Montevideo para el mundo

Presupuestos en 24 horas