La tilde

¿Cuáles son los motivos por los que las palabras llevan tilde? ¿Qué reglas debemos recordar para no cometer errores? Vamos a repasar las normas a tener en cuenta para no vacilar a la hora de poner acentos gráficos.

 

El primer criterio a observar es la acentuación de la palabra, recordando que acentuación refiere a sílaba tónica.


• Las palabras cuya sílaba tónica es la última se llaman agudas y llevan tilde si terminan en ene, ese precedida de vocal o vocal: volcán, adiós, samurái.


• Las palabras cuya sílaba tónica es la penúltima son las graves o llanas; llevan tilde cuando terminan en cualquier consonante que no sea ene ni ese: árbol, cráter, césped, cómic, fénix.


• Las palabras cuya sílaba tónica es la antepenúltima se llaman esdrújulas y siempre llevan tilde, igual que las sobresdrújulas, que son las acentuadas en sílabas anteriores a la antepenúltima: cómodo, brócoli, mecánica, cómpramela.

 

Lo segundo a tener en cuenta es si la palabra tiene hiato, es decir, si tiene dos vocales juntas que pertenecen a distintas sílabas. No todos los hiatos llevan tilde (teatro, poeta) y para definir esto debemos tener en cuenta que existen vocales fuertes o abiertas (a, e y o) y vocales débiles o cerradas (i y u): si se unen una vocal fuerte átona con una débil tónica o al revés, una débil tónica con una fuerte átona, siempre se acentúa la vocal débil (raíz, laúd, transeúnte; frío, cacatúa, María); vale aclarar que una hache intercalada no exime de la obligación de tildar la vocal tónica del hiato (búho, prohíbe, rehén).

 

El último tipo de tilde es el diacrítico y se emplea para diferenciar palabras que se escriben igual pero que tienen distintos significados. Esta clase de tilde se usa en monosílabos (de preposición y del verbo dar; el como artículo y él como pronombre personal; mas como sinónimo de pero y más relativo a sumar; mi como adjetivo posesivo y como pronombre personal; se como pronombre y como conjugación de los verbos ser y saber; si como conjunción y como adverbio de afirmación; te como pronombre y de planta o infusión; tu como posesivo y como pronombre personal; aun como sinónimo de hasta, también, incluso o ni siquiera y aún como sinónimo de todavía) y en palabras interrogativas y exclamativas (adónde, cómo, cuál, cuán, cuándo, cuánto, dónde, qué y quién). Vale recordar que la última edición de la Ortografía de la lengua española de la RAE recomienda no tildar los pronombres demostrativos (este, esta, estos, estas; ese, esa, esos, esas; aquel, aquella, aquellos, aquellas) ni tampoco a solo, salvo en caso de ambigüedad, en los que el empleo de la tilde tampoco es obligatorio.

 

¿Les sirvió el material? ¿Mucho entrevero? En próximas publicaciones veremos la acentuación de otros tipos de palabras. Recuerda que siempre puedes hacernos llegar consultas y que, por supuesto, si quieres publicar algo o simplemente asegurarte de que tus textos queden libres de errores ortotipográficos y gramaticales y de deficiencias estilísticas en general puedes contactarte con nosotros.

Compártelo en Facebook
Compártelo en Twitter
Please reload

Síguenos
Please reload

Buscar por tags
  • Facebook
  • Twitter

© 2016 - Desde Lima y Montevideo para el mundo

Presupuestos en 24 horas